in

Una mujer perdió el cartílago de la nariz por un hisopado mal hecho en Santa Cruz: “Me reventaron todas las venas”

Claudia Serran denunció mala praxis en Caleta Olivia y exige que le practiquen una cirugía de reconstrucción.

Claudia es acompañante terapéutica y se hacía PCR casi a diario para poder trabajar. (Foto: Facebook).

Un hisopado de COVID se convirtió en un calvario para una mujer de la ciudad santacruceña de Caleta Olivia que, desde hace cinco meses, espera una solución para el problema de salud que sufre como consecuencia de que le hicieran mal la prueba.

Claudia Serran es acompañante terapéutica y durante la primera etapa de la pandemia tuvo que realizarse hisopados de forma diaria para trabajar. No obstante, en agosto del año pasado, denunció que el test que le hicieron en una clínica privada le provocó una infección en la nariz que se agravó a tal punto, que perdió la división existente entre las fosas nasales.

A partir de entonces empezaron los molestias para Claudia. Primero fue una sensación de picazón, pero a medida que siguieron pasando los días advirtió que le “salía una especie de sangre gelatinosa constantemente” y se le estaba brotando la cara.

La mujer necesita una operación que cuesta 200 mil pesos. (Foto: gentileza El Caletense).
La mujer necesita una operación que cuesta 200 mil pesos. (Foto: gentileza El Caletense).

Con el resultado del PCR negativo ya en su poder, Claudia volvió a la guardia porque “tenía aproximadamente 4 o 5 centímetros de dilatación en la fosa nasal”, pero le dijeron que no era una urgencia. Y resaltó: “En cuatro meses se me deshizo el cartílago”.

“No tengo el cartílago que tiene normalmente la nariz. Llegue a tener 18 mil glóbulos blancos, con una anemia crónica. Se me habían reventado todas las venas y soy alérgica a la penicilina, ya no recibía más antibióticos porque me lastimaron muchísimo los brazos”, explicó sobre su lamentable situación.

Lo único que reclama la mujer es que le practiquen una cirugía de reconstrucción, que actualmente tiene un valor cercano a los 200 mil pesos. “El doctor me dijo que si sigo así la infección puede subir al cerebro y puedo morir”, agregó desesperada.

En los últimos días y después de cinco meses de espera, Claudia decidió hacer público su caso tanto en los medios como en las redes sociales. “Estoy necesitando una cirugía en otorrinolaringología y me dicen que en Caleta no hay. Hace cinco meses me encuentro en la búsqueda de quién pueda operarme”, escribió en su perfil de Facebook.

“Necesito una reconstrucción de cartílago. Mi nariz está indefensa, por lo tanto mi sistema está bajo. En esta pandemia, es una verdadera urgencia”, pidió después a través de otro posteo.

Caso David Dias: A dos años de su fallecimiento familiares invitan a una nueva marcha

El Turismo aportó 156 millones de pesos al circuito económico riojano en la primera quincena de enero