in

Una pareja fue condenada a seis años de prisión por explotar sexualmente a la niñera durante 8 años

La joven pudo ser rescatada luego de que una persona que la frecuentaba se percatara de su estado de vulnerabilidad.

Una pareja fue condenada a seis años de prisión en Salta por explotar sexualmente a la niñera durante ocho años. La joven pudo ser rescatada luego de que un cliente se percatara de su estado de vulnerabilidad y diera aviso a las autoridades.

El caso se resolvió a través de la aplicación de una de las medidas alternativas contempladas por el Código Procesal Penal Federal. A través de un acuerdo, se evitó que la víctima reviviera episodios dolorosos, y, a la vez, obtuvo una importante reparación económica.

Cómo fue el caso
La joven había llegado de Orán a la capital de Salta para tener un futuro mejor. Pedro Darío Javier Peñaranda y Natalí Vanesa Rueda le ofrecieron trabajo como niñera. Sin embargo, a los seis meses todo cambió.

Primero, la hicieron vestirse con lencería erótica, le tomaron fotos y filmaron videos que publicaron en un sitio de servicios sexuales. Posteriormente, comenzaron a contactar a clientes a los que la víctima debía atender desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la madrugada siguiente.

En un principio le habían dicho que una parte del dinero sería para ella, pero con el correr del tiempo se apropiaron de toda la plata que recaudaba por los servicios sexuales, sumas que oscilaban entre los 1000 y 3000 pesos.

Los acusados ejercían un control minucioso de los horarios y el dinero que debía cobrar por los servicios sexuales, los que se llevaban a cabo en un hotel del macrocentro contratado por la pareja, que monitoreaba la entrada y salida de los clientes. La Justicia también pudo determinar que la víctima brindó servicios sexuales en hoteles de Jujuy y Bolivia.

El fiscal de la causa, Eduardo Villalba, argumentó que los acusados ejercieron tanta violencia moral y psíquica contra la joven que la convirtieron en una “cosa”, a través de la cual se aseguraron un importante ingreso económico. No solo adquirieron bienes considerables, sino que los integrantes de la familia dejaron de trabajar para subsistir solamente de lo que se recaudaba con la víctima.

Cómo la rescataron
Un cliente que accedió a los servicios sexuales de la víctima se percató de su estado de vulnerabilidad y de cierto retraso madurativo. Al conversar con ella, pudo reconocer el grado de sometimiento, crueldad y explotación sexual en que se hallaba inmersa, que lo llevó a iniciar una relación que derivó en el rescate de la joven. No obstante, comenzaron a ser hostigados por los acusados.

Ante esta situación, se dirigieron al Polo Integral de la Mujer, donde radicaron la denuncia el 29 de junio de 2021, lo que activó la intervención de la Unidad Fiscal de Salta.

La investigación determinó que la joven fue captada cuando se hallaba bajo un grave estado de vulnerabilidad, producto de una situación de abandono familiar.

La condena de los acusados


El caso se formalizó el 15 de octubre pasado, tras la detención de los acusados, a quienes la fiscalía les imputó el delito de trata de personas con fines de explotación sexual en perjuicio de su niñera.

El caso se resolvió a través de la aplicación de una de las medidas alternativas contempladas por el Código Procesal Penal Federal. El fiscal resaltó el valor de las herramientas promovidas a través del artículo 22 CPPF.

En la sentencia, el juez Domingo Batule, quien actuó como tribunal unipersonal, hizo lugar a un acuerdo de juicio abreviado presentado por el fiscal general, al cual el Defensor General de Víctimas, Nicolás Escandar, adhirió en todos sus términos.

Natalí Vanesa Rueda cumplirá prisión domiciliaria, mientras que Pedro Darío Javier Peñaranda cumplirá su condena en un penal.

Floyd Mayweather, desafiante: apostó en contra de Canelo Álvarez y ganó miles dólares

Argentina participará en la próxima cumbre de los BRICS